19 de mayo de 2009

III



a) Cuando perdiste la vista, te dejaste conducir por un ciego... entonces todos nos precipitamos hacia el abismo.

b) Dijeron que paraíso venía de paradisus -entre paredes-, nuestro cuarto se volvió tal, pero se te ocurrió abrir una ventana... entonces todos nos precipitamos hacia el abismo.

c) Escribiste en la primera página de tu diario: Sos como una lágrima. Pensé que aquello era demasiado profundo como para que se entendiese; y con el coraje de quienes no han sido publicados, rayaste desesperadamente tu única línea... entonces todos nos precipitamos hacia el abismo.




Link list