27 de noviembre de 2009

Juego de mesa



Si algún día te parten el corazón, sí, si te lo hacen cachitos, propongo que hagamos un juego de mesa con los trocitos de corazón que conservé del mío.

Sería algo con dados como el Serpiente y escaleras, y con preguntas tipo Verdad o reto. Sería un juegito únicamente para dos jugadores como el Ajedrez, con cartas como de Uno donde te toca tomar dos o cuatro, o cambiar de color. Sería un juego de mesa de esos que sólo sacas de la caja para jugar una noche de diciembre tratando de distraer al frío. Sería una partida casi sin fin como el Turista, un juego delicado como el Jenga, y también sería un juego de palabras a la manera Scrabble. Sería un juego de estrategia y de suerte, de mirar los ojos del otro para suponer qué trama.

Sería un juego en el que los dos ganaríamos, porque finalmente es sólo un juego.

Link list